Mes: septiembre 2011

Manual para Embaucadores, a partir del 17 de octubre

El 17 de octubre estará a la venta ‘Manual para embaucadores (o para aquellos que pretendan serlo), del padre del Movimiento Dadá Walter Serner. Esta es una obra de capital importancia para entender la vanguardia del primer cuarto del siglo XX, una obra polémica, dentro y fuera del Movimiento, que guarda, casi un siglo después toda su frescura. Divertida, provocadora, de gran belleza, el libro son realmente dos: el Manifiesta Dadá propiamente dicho y el Manual de Embaucadores en el que Serner expresa en 591 aforismos una visión del arte y la sociedad cargada de ironía y lucidez y que aún se sostiene.

El libro ha sido traducido por Luisa Gutiérrez Ruiz y tiene un prólogo del profesor de la Universidad de Castilla La Mancha Juan Albarrán. De nuevo el diseño ha corrido a cargo de Carmen Quijano (Alvarez Careaga AC2) y cuenta con el añadido de la reproducción de imágenes de publicaciones en las que Serner intervino y que proceden de la colección privada de José María Lafuente.

Este libro contiene muchos libros dentro, pero sobre todo la historia de un personaje tan atractivo como huidizo. La mitología dadá ha proporcionado curiosos personajes desde Arthur Cravan hasta Marcel Duchamp, pasando por Haussmann, Picabia, Arp, etc. Todos ellos compartían la idea (o más bien la necesidad) de hacer saltar el mundo por los aires, y para ello consideraron que la mejor manera era haciendo explotar las convenciones sociales, las ideas, el arte. Es decir, todo aquello que el mundo burgués había hecho suyo. Es de ese contexto del que surge este Manual para embaucadores que Serner escribió en dos oleadas. Primero en forma de manifiesto dadá, escrito allá por 1917.

Este texto (Última relajación–Manifiesto Dadá), que leería en público a sus compañeros dadaístas, provocaría un gran revuelo, hasta tal punto que un sujeto que por allí pululaba llamado Tristan Tzara se lo robaría para convertirlo en el primer manifiesto dadá. El texto se publicaría ya en 1919. Tristan Tzara tuvo suerte: hoy día ninguna historia del arte sabe quién es Walter Serner, y la ratería de Tzara no es más que una anécdota melancólica (que se puede leer, por lo demás, en cualquiera de los libros sobre Serner).

El segundo momento de este libro tuvo lugar en 1927. Diez años después, su cinismo e ironía se han agudizado y han madurado. En 1927 apareció en Berlín la segunda parte con el título de Manual para embaucadores (o para aquellos que pretendan serlo), compuesto por 591 reglas de comportamiento para delincuentes y estafadores. Y —basta leer unos pocos preceptos para entenderlo así— para el resto de hombres.

El Manual, sin duda la obra más desvergonzada de la entreguerra alemana, se divide en trece capítulos (algunos de ellos: “Conocimiento humano”, “Mujeres”, “Viajes y hoteles”, “Trucos”, “Hombres”, “Vestimenta y buenos modales”, etc.), en los que podremos aprender cómo engañar a todo el mundo (y al mundo) y obtener de él algunos favores discretos. Por ello, Peter Sloterdijk en su Crítica de la razón cínica afirma: “Serner, el más reflexivo de los dadaístas, calculó cómo el odio dadá contra la cultura se orienta en un sentido propio hacia el interior.” Y el profesor y crítico Juan Albarrán, autor del prólogo, señala: “La recuperación bibliográfica de los trabajos de Serner parece absolutamente pertinente para una necesaria reestructuración de los relatos de la vanguardia histórica, mucho menos homogéneos y coherentes de lo que en ocasiones se ha hecho ver. Su fuerza pasada parece proyectarse hacia un futuro en el que reverbera con un sentido renovado. Los contextos de producción y recepción nunca serán los mismos, pero la contestación implícita en el trabajo de Serner se mantiene intacta en un mundo que muta a gran velocidad. Y, teniendo en cuenta que “el mundo desea ser engañado”, el manual para llegar a ser un embaucador debería convertirse en el libro de cabecera de todo aquél que desee seguir viviendo en él”.

Serner.dossier

En la nube, con Rax

El próximo martes, a la 22.30, Rax Rinnekangas intervendrá desde Finlandia en el espacio ‘En la nube’, de Radio 3. Es la segunda ocasión en que nos abren sus puertas y estamos muy contentos. Es lo que tiene fabricar ladrillos de luz. El libro que recoge la actividad creadora y el pensamiento de este personalísimo creador finés fue objeto de la atención del Musac, que la pasada semana nos acogió en su casa. Después de la del martes, la próxima cita será en Madrid, dentro del festival Días Nórdicos. Allí, el día 14, la sala Berlanga acogerá un film de Rax y no muy lejos andará nuestro libro.

Rax en León

11.09.21 L Diario de León

Calentando motores

Estamos terminando de montar el ‘Manual de Embaucadores’, de Walter Serner, que estará en la calle el 17 de octubre. Mientras tanto, preparamos las presentaciones:

20 de octubre, jueves, Librería Gil, de Santander

21 de octubre, viernes, Espacio Ricardo Lorenzo, de Santander. Mesa redonda sobre vanguardias.

27 de octubre, jueves, Instituto Goethe, de Madrid.

Sassoon, en Koult

 

Contraataque, de Siegfried Sassoon

Por Izaskun Gracia

La Primera Guerra Mundial (1914-1918), que comenzó como un enfrentamiento entre el Imperio Austrohúngaro y Serbia, pronto se convirtió en un conflicto bélico en el que participaron 32 países, que movilizó a 60 millones de soldados europeos y  produjo 10 millones de bajas (fue en su momento el más sangriento de la historia). Entre los soldados que participaron en ella había varios poetas ingleses, como Rupert Brooke, Isaac Rosenberg, Wilfred Owen y Charles Sorley, que perdieron la vida en el frente, e Ivor Gurney y Siegfried Sassoon, que sobrevivieron y regresaron a sus hogares, como tantos otros soldados, malheridos física y/o psicológicamente.

A estos poetas, que se encargaron de plasmar en sus escritos su visión de la contienda, se les llamó war-poets o “poetas de la guerra” y entre ellos destaca Sassoon, el autor que con más crudeza criticó lo ocurrido y cuya actitud antibelicista se tradujo en la renuncia a la Cruz Militar con la que había sido condecorado (la tiró a un río) y la redacción de A soldier’s declaration, un texto que fue publicado en diversos medios y leído en el parlamento. Por todo ello fue sometido a un consejo de guerra del que pudo salvarse gracias a la ayuda de Robert Graves e Ian MacPherson (oficial y Subsecretario de Estado para la guerra, respectivamente), que alegaron que Sassoon sufría problemas mentales.

Sin embargo, publicó Contraataque en 1918, 39 poemas en los que el escritor describe el día a día en el frente, la explicación de su renuncia y rechazo a su vocación militar (El amor me llevó a rebelarme./El amor me devuelve para caminar a tientas con ellos en el infierno,/y en sus ojos torturados me yergo perdonado), la dificultad para olvidar el miedo y los horrores vividos (llegan: los sin casa, los muertos sin ruido […] fuera de la oscuridad que reúnen en torno a mi cama./Susurran en mi corazón, sus pensamientos son míos) y, consecuentemente,  la incapacidad para volver a adaptarse a la vida normal (está comprobado que los soldados no se vuelven locos/a menos que pierdan el control de los pensamientos feos/que les llevan a farfullar entre los árboles).

También critica con dureza los medios de comunicación, más preocupados por loar la grandeza de la guerra y por servir como instrumentos de propaganda que por denunciar el sinsentido y el horror del enfrentamiento o el sufrimiento de los soldados, y a los altos mandos del ejército, que vivían ajenos a la realidad mientras dirigían a los jóvenes europeos hacia la muerte desde la comodidad de sus despachos (Si fuese cruel y calvo y me faltase la respiración,/viviría en la Base con Inmorales Comandantes/y enviaría a morir al frente a héroes abatidos).

Desgraciadamente y a pesar de que la primera edición de Contraataque se publicó hace casi un siglo, las palabras de Sassoon (o Jack el Loco, como lo apodaban sus hombres) no han perdido vigencia y sirven como continua reivindicación de la razón frente a la fuerza y como cruel constatación del devastador efecto que tiene la guerra sobre el ser humano.

—————————-

Izaskun Gracia
Izaskun Gracia (Bilbao, 1977) ha publicado los poemarios fuegos fatuos (2003) y eleak eta beleak (2007), y ha participado en las antologías de poesía Transgeneración 1.0 (2007), Odyssée du Danube 2007. Un bateau pour la paix (2008), Antología del beso. Poesía última española (2009), Árbol talado que retoña (2009) y Poesía errante: un viaje por la joven poesía española (de próxima publicación). Observa mucho y duerme poco.
http://www.koult.es/2011/09/contraataque-de-siegfried-sassoon/

Nuestro Rax, en Cádiz

Alcances convierte a Cádiz en la capital nacional del cine documental

Verónica Sánchez, Isaki Lacuesta y Rax Rinnekangas protagonizarán la 43ª Muestra Cinematográfica del Atlántico del 8 al 17 de septiembre

El delegado de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz, Antonio Castillo; la coordinadora de Alcances, Vega López; el programador de Alcances, Javier Miranda; el vicepresidente de la Diputación de Cádiz, Alejandro Sánchez; y Mauro Quiñones en representación de la Fundación Fernando Quiñones, han presentado esta mañana la programación de la 43ª edición de la Muestra Cinematográfica del Atlántico, Alcances.

La veterana muestra de documentales de Cádiz celebrará del 8 al 17 de septiembre su 43ª edición, justo la edición previa a la celebración del Bicentenario de la Constitución de Cádiz, con especial protagonismo de la ciudad que acoge el evento en su programación. Así la principal novedad de la presente edición es la integración del Barrio del Pópulo en el formato del festival. “Se trata de lograr una simbiosis total con la ciudad de Cádiz, de demostrar la sintonía que los ciudadanos tienen con Alcances” ha comentado Castillo al presentar el proyecto ‘El Pópulo: Territorio Alcances’, espacio en el que se expande las actividades del festival. Así el tradicional enclave gaditano ofrecerá la localización perfecta para el encuentro con los realizadores, las exposiciones, los conciertos, la muestra gastronómica, las proyecciones y para el intercambio cultural formal e informal, con la intensa participación de los vecinos y empresarios del barrio. Con la irrupción de Alcances en el trimilenario barrio se busca crear un espacio de convivencia y reflexión para los realizadores que acuden a la ciudad, una localización donde tengan cabida los ciudadanos de Cádiz redefiniendo el anclaje del proyecto Alcances con el territorio, convirtiendo la muestra en generadora de riqueza y dinamizadora de la vida de la ciudad.

“Por otra parte el festival da presencia a la ciudad de Cádiz más que nunca en su estructura con los ciclos ‘Cádiz produce’ y ‘Cádiz en el objetivo’, secciones que sirven como plataforma de difusión para la creación audiovisual gaditana, y de escaparate de la ciudad de Cádiz a través de las obras de creadores foráneos que han encontrado en nuestra ciudad su inspiración”, ha concluido Antonio Castillo.

Por su parte Vega López ha destacado la trayectoria que la muestra ha dibujado en los últimos años, un proyecto que encuentra en 2011 su continuidad definiéndose cada vez más su carácter de muestra joven, escaparate de cine independiente de nuevos creadores. Y es que “tras cinco ediciones centradas en el género documental, Alcances se ha configurado como el punto de encuentro de los jóvenes documentalistas españoles. La dispersión que supone para ellos otros festivales de carácter internacional ha convertido a Alcances en el referente del documental nacional” ha destacado la coordinadora de la muestra cuya sección oficial se dedica exclusivamente al documental español.

Por su parte Javier Miranda ha querido llamar la atención sobre la participación creciente que Alcances está logrando edición tras edición. Así “fueron 212 obras las que se inscribieron para poder optar al concurso de la muestra siendo finalmente 89 películas las que se han seleccionado para su exhibición en la presente edición del festival, en su mayoría de producción española”, ha señalado Miranda en su intervención.

Los organizadores de la muestra han querido destacar también la participación en la muestra 2011 de grandes documentalistas de talla internacional como el finlandés Rax Rinnekangas al que se dedica un homenaje y una retrospectiva de su obra; o Isaki Lacuesta, valor en alza del documental español, ganador de la Caracola Alcances en 2006 por “La leyenda del tiempo”, que será también homenajeado y que verá proyectadas en Alcances buena parte de su filmografía.

Más allá de la Sección Oficial la 43º edición de Alcances contará con las secciones Panorama Internacional, centrada en Filipinas y sus documentalistas nacientes; Pantalla América, con las post-dictaduras como protagonistas; y Pantalla Europa, dedicada a Rusia y los nuevos cineastas que mantienen la tradición del cine ruso. La programación también proyectará como ciclos temáticos una selección de la producción documental dedicada a la crisis económica y otra dedicada a biografías de personajes conocidos como ‘fuera de la ley’.

La muestra, que en 2011 otorga el Premio ASFAAN (Asociación de Festivales de Cine de Andalucía) a la actriz sevillana Verónica Sánchez, cuenta a pesar de la crisis con  amplio respaldo institucional, conserva el apoyo de la Fundación Fernando Quiñones, y recupera la participación de la Diputación de Cádiz. “Estamos hoy aquí para acompañar en su presentación a esta muestra que tiene como motor la cultura y el arte, formalizando así nuestro compromiso con sus organizadores y la continuidad de nuestro apoyo” ha comentado Alejandro Sánchez en su intervención.

Alcances, Muestra Cinematográfica del Atlántico, que celebra su 43ª edición del 8 al 17 de septiembre en Cádiz, es una iniciativa que organiza la Fundación Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Cádiz y patrocina el Ministerio de Cultura, Fundación Unicaja, Cádiz 2012 y Caixa Catalunya, con la colaboración de Diario de Cádiz, Pecera Estudios, Fundación Fernando  Quiñones, Diputación de Cádiz, Canal Sur, Onda Cádiz, Cajasol, Cadizbook.es y la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

Nos vamos al Musac

Actividad: Presentación de libro
Libro: Fabricando ladrillos de luz para la casa de Icaro de Rax Rinnekangas
Fecha: 21 de septiembre
Lugar: Biblioteca – Centro de Documentación
Hora: 20,10h.
Presentado por: Alberto Santamaría y Víctor del Río

Fabricando ladrillos de luz para la casa de Icaro
Hablar de Fabricando ladrillos de luz para la casa de Ícaro es hablar de la luz. La luz como material artístico y la luz como método de exploración metafísica y ontológica. La obra de Rax Rinnekangas puede definirse como una búsqueda continua de la luz, tanto en fotografía como en cine y literatura. La luz epifánica es clarividente y hace tomar conciencia de la propia naturaleza de uno mismo, la naturaleza del ser humano; al mismo tiempo, la luz, y la búsqueda de una luz en especial, es el leit motiv de su obra gráfica, cuyos más significativos exponentes recogen este libro. Desde Rusia hasta Estados Unidos, Rax ha buscado el despojamiento del alma que la luz desvela en múltiples escenarios.

El libro
Fabricando ladrillos de luz para la casa de Ícaro contiene una larga entrevista divulgativa sobre la obra y la producción artística del autor finés, realizada por los periodistas Javier Fernández rubio y Mada Martínez García, así como 34 imágenes en color seleccionadas por el propio autor. El libro, editado por El Desvelo Ediciones, tendrá a partir de junio una distribución nacional en librerías y centros especializados.

Background
Durante los años 80 y hasta 2007, Rax Rinnekangas (nacido en 1954 en Laponia, Finlandia), fotógrafo, cineasta y escritor, ha fotografiado extensamente Europa y Rusia. Como resultado de este trabajo amplio, ha mostrado sus exposiciones temáticas en lugares tales como el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (Madrid, España 2003), el Amos Anderson Art el Museo (Helsinki, Finlandia 2000 y 2004), el Memorial y Museo de Sachsenhausen (Berlín, Alemania 2003), La Tabacalera – Centro Internacional de Cultura Contemporánea (San Sebastián, España 2005), el Centro de La Imagen-México (Ciudad de México 2007) y el Museo de Cultura y Arte Didrichsen, en Helsinki (Finlandia 2007-2008). Con aquellos trabajos temáticos, Rax Rinnekangas condensa la expresión visual y el espíritu, el espacio y la luz.

Serner y el Instituto Goethe

El Instituto Goethe en Munich ha aprobado apoyar la edición de ‘Manual de Embaucadores’, de Walter Serner, dentro de las propuestas que recibe periódicamente para la traducción de obras del alemán, como es el caso. Ni que decir que estamos contentos, porque el proyecto les ha convencido. Vielen Dank!

A %d blogueros les gusta esto: