Mes: noviembre 2014

¿Dónde encontrar ‘La culpa fue de Baudelaire’?

librolaculpa

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pues en los siguientes sitios:

El Corte Inglés, Mallorca, Zaragoza, Madrid Casa del Libro

Amazon

Elkar

FNAC
OMM Campus Libros Juan Carlos, Vicálvaro Universidad a Escolar y Mayo, madrid
La CentraL
22.Llibreria, Girona
Alibri , Barcelona
Biblioteca de Babel, Palma de Mallorca Escocia Librería, Barcelona
La Llar del Llibre Centre, Sabadell
La Memoria, Barcelona
Literata, Palma Mallorca
Ombra, Rubi
Paideia, Sant Cugat del Vallés
Central Librería, Zaragoza
Ali i Truc, Elche
Diego Marín Librero, Espinardo (Murcia) Popular Libros, Albacete
Publics, Denia
Pynchon, Alicante
El Aleph Libros, Madrid
Le Libreria, Madrid
Rafael Alberti, Madrid
Sandoval 2, Valladolid
Tipos Infames, Madrid
Castroviejo, Logroño
Cerezo, Logroño
Cervantes, Oviedo
Estudio, Santander
Gil, Santander
Gómez, Pamplona
Liceo, Torrelavega (Cantabria)
Maribel, Oviedo
Ojanguren, Oviedo
Santos Ochoa, Logroño
Tin Tas, Bilbao
Agapea Factory, Málaga
Babel, Granada
Lual Picasso, Almeria
Luces, Málaga
Nobel, Almería
Picasso, Granada
Prometeo y proteo
Libros Prohibidos, Úbeda (Jaen)

y además en… Galicia, Canarias y Castilla y León.

dossier_La Culpa

‘Bibliomanía’ en el Ateneo de Santander

flyer Flaubert_ATENEO

 

dossier_Bibliomanía_Flaubert_Corto

https://eldesvelo.wordpress.com/2014/11/09/4195/

Revista de prensa: Disjecta membra y el perseguido

Dos novelas de nuestra pequeña factoría han tenido eco recientemente en los blogs y revistas electrónicas: Disjecta membra, de la que Sergio Sancor, en La Cueva del Erizo, ha hecho una crítica tan elogiosa que nos sonroja; como El perseguido, maravillosa y fresca novela de Daniel Guebel, pura fantasía sin término, de la que Boomeran(g) acaba de hacerse eco.

'El Perseguido' · El Boomeran(g)Reseña del libro Disjecta membra de Alberto HontoriaReseña del libro Disjecta membra de Alberto Hontoria

“’El Perseguido’ · El Boomeran(g)”

Se buscan lectores. Autores hay de sobra; editores, también; libreros hay bastantes, pero van menguando; lo que cada vez cuesta más encontrar es un lector, uno de los productos más sofisticados que nuestra civilización ha producido. Un lector tarda lustros en formarse, carretadas de esfuerzo, dedicación y dinero. Por eso cada vez que un lector compra un libro, y sobre todo si es nuestro, unas campanitas suenan en el cielo. Entonces sabemos que un ángel ha recuperado sus alas.Borja_Rafael Albertialberto_rafael albertisurada Pablo y Javier_Rafael Alberti

Consigliere

Nuestro consejero editorial es un tipo duro (ver imagen adjunta). Siempre vigilante, fiel guardián de los principios editoriales, no está para tonterías. Sabemos que para él difícil es soportar a la otra mitad de la cosa editorial esta, pero a veces somos, ejem, nos portamos como viejos camaradas y casi, casi, somos amigos.
consigliere

‘La culpa fue de Baudelaire’, dossier

‘La culpa fue de Baudelaire’, de Enrique López Viejo, novedad para las fiestas

Laculpa

 

‘La culpa fue de Baudelaire’, de Enrique López Viejo, que estará a la venta en toda España el 1 de diciembre, retrata un momento clave de España, la Transición, de la mano de un ‘superviviente’ de aquellos tumultuosos años en que todo parecía estar por descubrir y experimentar. Hay numerosas publicaciones que retratan ese fascinante período pero pocas que lo hagan en primera persona, dado que muchos de sus protagonistas anónimos desaparecieron víctimas de las drogas o por otras razones. De este modo, las memorias de Enrique López Viejo narran desde el punto de vista de un joven un universo de estudios, mujeres, drogas, aciertos y desaciertos… y Baudelaire, a quien el autor atribuye su querencia por la ‘dolce far miente’, los ‘paraísos artificiales’ y el vértigo hacia el abismo que amenaza su propia existencia.

Nacido en Valladolid (1958), Enrique López Viejo es licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid. Tras un breve paso por la docencia emprendió negocios diurnos y nocturnos, retirándose hace una década de toda actividad que no fuera literaria. Actualmente reside en Mallorca.

Flaubert adolescente

bibliomania el mundo

bibliomania el mundo

Librerías con Bibliomanía (hay más pero no las tenemos controladas)

El Corte Inglés, Sevilla, Zaragoza, Valencia, Madrid (Preciados, Goya, Castellana)

FNAC

Casa del Libro

Troa (Nebli, Madrid; Librería Universitaria Pamplona; Zubieta, San Sebastián)

Elkar, San Sebastián

La Central

Laie, Barcelona

OMM Campus, madrid

Biblioteca de Babel, Palma de Mallorca

Calders, Barcelona

La impossible SCP, Barcelona,

La Llar del Llibre Centre, Barcelona

La Mulassa Novea, Barcelona

Literanta, Palma de Mallorca

Mon de Llibres, Manacor

Ombra, Barcelona (Rubi)

Santos Ochoa, Barcelona

Cálamo, Zaragoza

Central Librería, Zaragoza

Ambra Llibres, Valencia (Gandía)

Argot, Castellón

El Puerto, Valencia (Puerto de Sagunto)

Leo, Valencia

París Valencia 3 SL, Valencia

Railowsky 2, Valencia

Ali i Truc, Alicante

Diego Marín, Murcia (Espinardo)

Popular Libros, Albacete

Santos Ochoa, Alicante (Torrevieja)

Méndez, Madrid

El Aleph, Madrid

Lex Nova Jurídica, Madrid

Rafael Alberti, Madrid

Universitas A Escolar y Mayo, Madrid

Visor Libros, Madrid

Aranbide, Vitoria

Auzolan, Pamplona

Castroviejo, Oviedo

Cerezo, Logroño

Cervantes, Oviedo

Estvdio, Santander

Etxean, Bilbao

Gil, Santander

Gómez, Pamplona

Liceo, Torrelavega

Maribel, Oviedo

Ojanguren, Oviedo

Peman, Erandio (Vizcaya)

Santos Ochoa, Logroño

Tin Tas, Bilbao

Walden, Pamplona

Eixo, Orense

Encontros, Santiago (La Coruña)

Follas Novas, Santiago (La Coruña)

Gallaecia, Santiago (La Coruña)

Librouro, Vigo (Pontevedra)

Tanco, Orense

Trama, Lugo

Versus, Vigo

Xiada, La Coruña

Agapea Factory, Málaga

Beta (Córdoba, Huelva, Cádiz, y Sevilla (Luis Montoto, República Argentina, Viapol, Sierpes))

Lual, Almería y Málaga

Manuel de Falla, Cádiz

Picasso, Granada

Rayuela, Málaga

Libros Prohibidos, Ubeda (Jaén)

Cervantes, Salamanca

Hydria, Salamanca

Oletum, Valladolid

Pastor, León

Santiago Rodríguez, Burgos

Margen, Valladolid

Retrato de una obsesión: Bibliomanía… de Flaubert

En una calle de Barcelona, estrecha y sin sol, vivía, hace poco tiempo, uno de esos hombres de aspecto pálido, sin brillo en los ojos, vacío, uno de esos seres satánicos y extraños, como los que Hoffmann desenterraba en sus sueños.

Era Giacomo el librero; tenía treinta años, y ya aparentaba viejo y gastado. Era alto, pero encorvado como un anciano; su cabello era largo, pero blanco; sus manos eran fuertes y nerviosas, pero resecas y cubiertas de arrugas; su traje era miserable y desigual; tenía un aire patoso y avergonzado, su rostro era pálido, triste, feo, e incluso insignificante. Rara vez se le veía en las calles, excepto los días en que se subastaban libros raros y curiosos. Entonces, ya no era el mismo hombre indolente y ridículo. Sus imagesojos se animaban, corría, caminaba, pataleaba; apenas podía contener su alegría, sus inquietudes, sus angustias y sus dolores. Regresaba a su casa jadeante, sin aliento. Tomaba el preciado libro, lo acariciaba con su mirada, lo contemplaba y lo amaba, como un avaro a su tesoro, un padre a su hija, un rey a su corona.

Este hombre nunca había hablado con nadie, a excepción de los libreros y anticuarios. Era taciturno y soñador, oscuro y triste; sólo tenía una idea, un amor, una pasión: los libros. Y ese amor, esa pasión le ardía dentro, consumía sus días, devoraba su existencia.

A menudo, por la noche, los vecinos veían, a través de las ventanas del librero, una luz vacilante, luego avanzaba, se alejaba, subía, y algunas veces se extinguía. Entonces oían llamar a su puerta, y era Giacomo que venía a encender de nuevo la vela que una hoja había apagado […]

primeras-paginas

A %d blogueros les gusta esto: