Browning

Nov 30, 2011 Uncategorized

403. Lleva siempre contigo una pequeña Browning de imitación con la que puedas disparar. En la mayoría de los casos  es suficiente con enseñarla. Si a pesar de todo alguien te dispara, da un salto a tiempo hacia la izquierda y vuelca una mesita o una silla. A veces podrás evitar el segundo tiro arrojando al suelo tu arma ante los pies del adversario.

De Manual para Embaucadores. Walter Serner

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: