Nos preguntan por el futuro del e-book. Con el atrevimiento de los que acaban de empezar, hemos contestado lo siguiente:

Por supuesto que hemos pensado en la digitalización y creemos que es un nuevo soporte que está llamado a ser el futuro, si no presente, independientemente de que sea mediante el libro electrónico, mp3 o cualquier otro gadget tecnológico.
Nosotros, que estamos empezando esta andadura, creemos que ahora mismo es una amenaza velada, por cuanto el producto fundamental de todo editor sigue siendo el papel. Se trata de un debate que ya vivieron los periódicos, y que aún no se ha solventado, con la compatibilidad de internet. Como contra la tecnología no se puede luchar, se trata de ver cómo se especifican las ofertas para cada soporte, que es donde está la clave, dado que estamos convencidos de que no se puede ofrecer lo mismo en formato digital que en papel. Se trata de hacer de la necesidad virtud. Los lectores o usuarios serán básicamente distintos y tendrán demandas diferenciadas. Esta orientación la marcará el mercado.
No es algo que nos urja, pero que acometeremos en un futuro próximo, coincidiendo con una clarificación del mercado. Para un editor, lo más importante, aparte de la piratería y el abaratamiento de algunos costes, es el precio de venta. No creemos que porque sea un soporte digital el precio se tenga que ver reducido, porque los costes no se reducen. Hay que pagar derechos de autor, traducciones, diseño, tanto en uno como en otro soporte (de hecho los contratos ya prevén varios formatos de edición), y ahí hay que defender la edición como producto y empresa, dado que de lo contrario puede estar condenada a su extinción.
También se requiere un cambio en el modelo cultural de la población, que sigue considerando todo lo electrónico como carente de valor y propiedad de todos. Sin embargo, el formato digital es tan libro como el formato papel y, aunque se abaratará el acceso al primero, ello no tiene que ser a costa del productor ni del creador, algo que pasa con las películas, los discos y otros productos culturales.
Creemos que el libro electrónico será el regalo de moda estas navidades, pero que su implantación extensa será a lo largo de los dos próximos años. Se abaratarán los precios de los soportes, se vincularán a otras ofertas, como periodísticas, mejorarán sus características técnicas y entrará en liza con otros aparatos como el citado mp3, aunque creemos que éste está condenado a desaparecer en beneficio del móvil.
Nosotros pensamos que tiene futuro el e-book pero que ahora es difícil predecir cuál será. Mientras tanto, nos centraremos en el papel, que bastante trabajo da.

Free WordPress Themes, Free Android Games