Montserrat Cabré hizo una espléndida aproximación histórica a la figura de Mary Wollstonecraft, durante la presentación del libro ‘La educación de las hijas’ que tuvo lugar en el Museo de Bellas Artes el pasado sábado. Mary Shelley, hija de Wollstonecraft, acudía regularmente a la tumba de su madre para leer precisamente este libro. Mary Shelley se sintió culpable a lo largo de toda su vida de la muerte de su madre, quien falleció de fiebres puerperales (septicemia derivada de la falta de higiene durante la intervención) tras el parto. Hay quien ve en este trauma de la hija el origen de su obra ‘Frankenstein’.

Free WordPress Themes, Free Android Games