Etiqueta: poesía

Lo que se avecina: ‘Leve’, nuevos poemas de José Manuel Gallardo (III)

Jose Manuel Gallardo
Jose Manuel Gallardo

 ‘Leve’ es el último poemario del madrileño José Manuel Gallardo. Un  poemario sencillo y hondo en donde el autor cruza el umbral del dolor y la enfermedad para reflexionar poéticamente sobre las coordenadas de tiempo y espacio cuando la muerte ronda cerca. 

José Manuel Gallardo, madrileño, es licenciado en Filología  Hispánica, Máster de Enseñanza de Español como Lengua Extranjera y director  pedagógico y profesor de Lengua y Literatura. Ha publicado con esta editorial el  poemario ‘Infinitos monos’. Previamente había publicado ‘Límites’, Ed. Talavera  de la Reina, 2003 (accésit al Premio Joaquín Benito de Lucas); ‘Números rojos’,  Amazon.es, 2012; y algunos de sus poemas aparecen en la antología ‘Dos poemas  y un café’, Ed. Seafree, 2012. También ha publicado en diferentes páginas webs  como ‘Las afinidades electivas’, ‘El bote de Colón’ o ‘Ping Pong’, entre otras.  Realiza recitales y sus poemas han sido musicados por cantautores. 

Lo que se avecina en otoño: Martin Seymour-Smith, edición bilingüe de su poesía por Imanol Gómez Martín (I)

Martin Seymour Smith.
Martin Seymour Smith.

Comenzamos el adelanto de novedades de nuestra editorial para este otoño que comenzará en breve y lo hacemos con la poesía de Martin Seymour-Smith, apenas publicada en español. Será una realidad en septiembre, en edición bilingüe, a cargo de Imanol Gómez Martín, quien ya antologó y tradujo la poesía de otro británico, Robert Nye.

Seymour-Smith fue, aparte de uno de los críticos más influyentes del Reino Unido, un poeta inconmensurable que necesitaba ser traducido al español.

Martin Seymour-Smith (24 de abril de 1928 – 1 de julio de 1998) fue un poeta, crítico literario, biógrafo y astrólogo británico. Nació en Londres y estudió en Highgate School y St Edmund Hall, Oxford , donde fue editor de Isis y Oxford Poetry. Su padre Frank era un bibliotecario jefe que suministró libros a Robert Graves, y su madre Marjorie escribió poesía y publicó bajo el nombre de Elena Fearn.

Comenzó como uno de los poetas anglófonos más prometedores de la posguerra, pero se hizo más conocido como crítico, escribiendo biografías de Robert Graves (a quien conoció por primera vez a los 14 años y con quien mantuvo estrechos vínculos), Rudyard Kipling y Thomas Hardy. También produjo numerosos estudios críticos.


El poeta y crítico Robert Nye declaró que Seymour-Smith fue «uno de los mejores poetas británicos después de 1945». Otros para alabar su poesía incluyeron a Robert Graves, CH Sisson , Geoffrey Grigson y James Reeves.

‘Cuaderno de Saì Gòn’, la experiencia poética del Vietnam de Pablo Escribano

Cuaderno de Saì Gôn

Las mujeres casadas muestras sus / pechos desnudos, / lunas negras, y al caer / la tarde se asa un perro. 

Cuaderno de Saì Gòn entremezcla el exotismo de los cuatro años transcurridos en Vietnam con reflexiones ácidas sobre la existencia y los valores que imperan en el mundo.

Es el primer poemario que publicó Pablo Escribano. Incluye un prólogo poético de Jorge Riechmann, que recoge 13 poemas de este a modo de ‘acompañamiento’ del libro de su amigo; y una cubierta diseñada por Carmen Quijano.

#cuadernodesaigon #pabloescribano #poesia #poetry #ultimathule

Premios José Hierro de Poesía y Relato Breve 2018

Los Premios José Hierro de Poesía y Relato Breve apoyan a los jóvenes creadores en el inicio de su andadura literaria. En su edición de 2018, Daniel Steele Rodríguez, fue el ganador del premio de relato con ‘La machaca’; Leyre Martín Varela, accésit en relato con ‘Tela de araña’; Ángela Arambarri Ateca, ganadora en poesía con ‘Ritmo y demora’; y Pedro Diego Varela, accésit en poesía con ‘Voces de flor’. 

Pedro Diego Varela
Leyre Martín Varela

#premioshierropoesiayrelatobreve #leyremartinvarela #danielsteel #angelaarambarri #pedrodiegovarela

David Leighton escribe sobre la vida y obra de su tío Roland

Mi padre, Evelyn Leighton, tenía sólo quince años cuando su querido hermano mayor, el lugarteniente Roland Leighton, perdió la vida en el frente occidental de la Primera Guerra Mundial. 

Tras esta inesperada tragedia, mi padre apenas tuvo contacto con sus padres y nunca les habló a sus propios hijos de lo ocurrido durante estos años de su vida. Sin embargo, a lo largo de su carrera como oficial en la marina británica, sintió que era su deber responder de algún modo a las altas expectativas creadas por su hermano Roland. 

Nosotros, sus hijos, supimos muy poco de nuestro tío Roland hasta que, en el año 1979, apareció la versión televisiva del libro autobiográfico Testament of Youth. Esta miniserie se basaba en el famoso libro de memorias de Vera Brittain, publicado en 1933. 

Tanto la serie de televisión como el libro, despertaron nuestro interés por la historia familiar, particularmente en la relación que mantuvieron la autora del libro, Vera Brittain, y nuestro tío Roland. Ambos se habían prometido en matrimonio antes de que Roland viajara por última vez al frente occidental en Francia, en agosto de 1915. 

El talento literario de Roland se debió, en gran medida, a la influencia de sus padres. Su padre, Robert Leighton, llegó a publicar alrededor de cuarenta libros de aventuras para jóvenes, mientras que su madre, Marie Connor Leighton, aportaba la mayor parte de los ingresos familiares escribiendo novelas románticas. El entusiasmo militar de Roland fue una consecuencia directa de la ideología militar e imperialista que reinaba en el ambiente de los internados y colegios privados de la época. 

En su poesía encontramos dos vertientes. Una de ellas dibuja claramente su viaje emocional, desde sus últimos días en el instituto, pasando por su encuentro con Vera y el descubrimiento del amor, hasta la desilusión producida por su experiencia en las trincheras. La otra vertiente es más experimental; en esta Roland parece querer jugar con diversas temáticas y formas poéticas, anunciando un futuro prometedor como escritor. 

Al estudiar cuidadosamente la obra de Roland Leighton y traducirla diestramente al español, Paula Campos Fernández ha realizado una importante contribución. Nuestra esperanza es que, además de dar a conocer su valor literario, sirva también para reflejar la terrible pérdida de potencial humano que toda guerra provoca.

David Roland Leighton 

Matemáticas, algoritmos, memoria, recuerdos: las ‘Cadenas de búsqueda’ de Javier Moreno

Cadenas de búsqueda, de Javier Moreno
Cadenas de búsqueda

Alguien se conecta a internet, teclea una cadena de búsqueda y observa los resultados en la pantalla. Información, datos. Ese alguien se pregunta cómo puede inscribirse en ese marasmo de datos, si existe un modo en que la información devenga sujeto. Ahora todo lo contrario. El sujeto concebido como un dispositivo de almacenamiento de memoria y olvido. El recuerdo como cadena de búsqueda y encuesta lanzada a ese dispositivo. El poema como criba que suma al automatismo cerebral el ruido y la metáfora. A veces obtenemos resultados. En ocasiones no hay más remedio que usar otras palabras. 

#javiermoreno #cadenasdebusqueda #poesia #bookstagram #bookworm #poetry #ultimathule

Javier Moreno (Murcia, 1972) ha cursado estudios de Matemáticas y de Teoría de la literatura y literatura comparada. Es autor de las novelas Buscando Batería (Bartleby, 1999), La Hermogeníada (Aladeriva, 2006), Click (Candaya, 2008) -novela esta última por la que fue nombrado NUEVO TALENTO FNAC-, Alma (Lengua de Trapo, 2011) y del libro de relatos Atractores extraños (InÉditor, 2009) ?finalista del premio SETENIL 2010-. Ha publicado asimismo los libros de poesía Cortes publicitarios (galardonado con el Premio Nacional de Poesía Fundación Cultural Miguel Hernández, ed. Devenir, 2006), Acabado en diamante (Premio Internacional de Poesía Joven La Garúa, La Garúa, 2009) y Renacimiento (Icaria, 2009). Es autor de la obra de teatro La balsa de Medusa (Editorial Anagnórisis 2012). Ha aparecido antologado, entre otros libros, en La luz Nueva. Singularidades en la narrativa española actual (Berenice, 2007), Mejorando lo presente. Poesía española última: postmodernidad, humanismo y redes (Caballo de Troya, 2010), Pequeñas resistencias V (Páginas de Espuma, 2010), Mi madre es un pez (Libros del silencio, 2011) y Döppelganger (Jekyll&Jill, 2011), entre otros.

Un poema de la edición de la obra de Roland Leighton en ‘Un llanto sobre el mar’

Un llanto sobre el mar

Vale 

Adiós, entonces. Ya cantamos nuestras dulces canciones; 
marchitas están nuestras guirnaldas de rosas rojas.
El día luminoso 
–plata y azul y oro– 
se apaga, en busca del sueño

La tarde resplandece, 
atravesada por la sangre del ocaso, 
como un pájaro suave y gris que vuela 
para descansar bajo las alas perfumadas 
de la noche oscura y azul. 

Traducción Paula Campos Fernández

Roland Aubrey Leighton nació en Londres el 27 de marzo de 1895 y ha pasado a la historia de la literatura inglesa como uno de los ‘war poet’, uno de aquellos jóvenes idealistas que se desengañaron en las trincheras de la I Guerra Mundial e imprimieron un giro crítico y pacifista a la poesía de su tiempo. Hijo mayor de Robert Leighton, autor de libros de aventuras para jóvenes, y de Marie Connor Leighton, una conocida escritora de novelas románticas, Roland estudió entre 1909 y 1914 en el internado de Uppingham, en Rutland, donde fue un alumno ejemplar. Allí conoció a Edward Brittain y a Victor Richardson, sus amigos más cercanos. En abril de 1914, Edward le invitó a pasar las vacaciones de Semana Santa en su casa de Buxton (Derbyshire) y allí conoció a Vera Brittain, con quien establecería una relación. El 28 de julio de 1914, tan sólo semanas después de que Leighton terminara el instituto, se declaró la Primera Guerra Mundial. Al igual que muchos jóvenes de su generación, se alistó en el ejército tan pronto como pudo. En marzo de 1915, fue destinado a Francia con el Regimiento de Worcestershire. La noche del 22 de diciembre de 1915, Leighton recibió un disparo cuando estaba de descubierta cerca de la tierra de nadie. Murió al día siguiente en Louvencourt. Tenía 20 años. #unllantosobreelmar #rolandleighton #paulacamposfernandez #warpoet #primeraguerramundial #poesia #bilingue

El libro ha sido traducido, anotado y seleccionado por Paula Campos Fernández. Incluye un prólogo a cargo del poeta Ben Clark y una introducción de David Leighton. El estudio introductorio ha corrido a cargo de la propia editora literaria, quien realizó su tesis doctoral sobre el desaparecido poeta británico. La obra, en edición bilingüe español-inglés, incluye, por último, un anexo fotográfico con fotos de la vida de Roland Leighton y de sus manuscritos.

El libro saldrá oficialmente a la venta el 13 de julio.

30 poetas de la conciencia crítica se unen bajo el influjo de la viento sur

Voces del viento sur

#vocesdelvientosur. 30 poetas de la conciencia crítica coordinados por Paco Gómez Nadal y con prólogo introductorio de Alberto García Teresa. Esta antología es producto de dos años de Surada Poética en donde una treintena de autores pasaron por la escena de #lavoragine. La Surada es una acción abierta a todos los públicos en el que el hecho poético asalta a la ciudadanía desde recodos no habituales. Una apuesta por la poesía conectada a la vida y desconectada de los discursos hegemónicos, los salones literarios o la competencia egopoética. En sus dos primeras ediciones (2014 y 2015), la Surada Poética ha congregado a 1.700 personas en 22 eventos poéticos y musicales desarrollados en el espacio del colectivo que la impulsa, pero también en espacios públicos de todo tipo. 

#suradapoetica #santander #poesia #poetry #concienciacritica #pacogomeznadal #antonioorihuela #albertosantamaria #vicentegutierresescudero

Un poema de Antonio Orihuela: ‘El milagro de cada día’

Disolución.

EL MILAGRO DE CADA DÍA

Cristo resucitaba a los muertos,
pero luego los muertos
se volvían a morir.

Kisa Gotami buscó al Buda
para que le resucitara a su hijita muerta
y los ojos del Buda se llenaron de lágrimas
al explicarle la naturaleza impermanente
de todas las cosas.

Antes de Cristo, cantaba el ruiseñor,
después de Buda, siguió cantando el ruiseñor.


#antonioorihuela#disolución#poesia#poemas#poems#poetry

El ‘yo poético’, el arquetipo femenino y la poesía de Vicente Gutiérrez Escudero

La mujer abolida

‘La mujer abolida’ levanta acta del doloroso fracaso del anarco-feminismo en Occidente. Tal derrota tuvo consecuencias catastróficas, entre ellas el espantoso estado de sitio al que se ha visto sometida la sexualidad y la movilización de la mujer como mercancía, corpórea y simbólica, por parte de la apisonadora capitalista. El libro reúne numerosos textos automáticos, narraciones de sueños, poemas programáticos y poemas-collages, escritos en los últimos 15 años, que tratan de romper con esta dominación biopolítica, en concreto con las formas sociales en las que se desarrolla nuestro modo de amar y de experimentar las pasiones, proponiendo prácticas liberadoras y lugares de utopía desde donde erigir un imaginario emancipado. ‘La mujer abolida’ es una declaración apasionada de guerra social.

Vicente Gutiérrez Escudero.

El libro contiene un prólogo de la poeta Esther Ramón:

«Por eso es tan importante, y tan radicalmente político, este libro de Vicente Gutiérrez Escudero, porque está escrito asumiendo ese mismo riesgo. En un principio, su lectura puede causar incluso rechazo, aunque la dedicatoria inicial no deja lugar para la duda. No se trata de un libro de denuncia escrito por una mujer víctima, ni siquiera por una mujer empoderada y luchadora, ni por un hombre afín a la lucha feminista que enarbola blandamente la bandera y entona los cánticos adecuados sin mirarse la sombra en absoluto.   

Vicente Gutiérrez Escudero crea en La mujer abolida un yo poético que, al mismo tiempo que denuncia (“despatriarcalizarla implica / desprenderla de su identidad escénica / dejar de percibirla ficcionalmente, / no convertirla en el grotesco soporte de un deseo mercantil”) ejerce en sus versos la misma violencia que dice denunciar, y desplaza un poco más acá el símbolo, hacia su corporalidad: “Con cada trozo de carne de mi amada / construyo rostros, jaulas, / nervaduras. // Con cada trozo vacío de su carne / construyo cisnes que se despedazan, / lobos que se ahuyentan (…)”. Con cada trozo de carne de mi amada (…) / coso miembros dispersos para formar esqueletos /  amados torpemente, /  mecanos articulados /  simulando ser piernas que abrazan, / o temibles autómatas de rostros irreconocibles”.

Ese mismo yo poético, que asume en una primera persona masculina el mito de la creación: “la concebí”, que repasa la lista de las mujeres que han pasado por su vida, y por su cama, con burdas pinceladas que deshumanizan y evidencian la deshumanización, la concreción del mito, que reniega del constructo de la amada ideal, de la mujer etérea, de la Vírgen irreductible y ausente, para caer en el mito de la mujer salvaje y violenta, otro constructo, tan cercano por ejemplo al surrealismo. Pero que asimismo se yergue en un canto a lo precivilizatorio, a lo que antecede a estratos y estratos de dominación: “de entre todos los mitos desmoronados, /  de entre todos los sucesivos estratos de lavado /  a los que fue sometida /  intuí, al menos, / las huellas /  que ella dejó hace milenios en los bosques, /  los ecos-gemidos que dejó en las cavernas, /  la cicatrices /  que, al masticarme, dejó sobre mi piel”. Que habla, en definitiva, con imágenes hipnóticas y un pulso poético lacerante y preciso,  que suspende la respiración del lector en no pocas ocasiones, de la “cualidad política de amar”, para que “sea un acto de fuerza que nos destruya poco a poco, / pues es necesario ir destruyéndose / -no éticamente- / ir deshaciendo ya, las baratijas simbólicas que somos”.

Esther Ramón. Del Prólogo.

Vicente Gutiérrez Escudero nació en Santander en 1977. Algunos de sus poemarios publicados son Mimo muerto (2001), Un puro errar (2004), el libro de poemas-collages Bajo aguas tranquilas (2006) o En la última mano (2013). Con El Desvelo publicó poesía en la obra colectiva ‘Voces del viento sur’ y fue el editor literario y uno de los traductores de la poesía completa de Gherasim Luca, La zozobra de la lengua. Fundó la colección de poesía Humus y es coeditor de Drosera, comunicación onírica. Como ensayista ha publicado ‘La tiza envenedada’ (La Vorágine, 2016). Pertenece al Grupo Surrealista de Madrid.

A %d blogueros les gusta esto: